Reynosa , Tamaulipas , Mx Año 1 Jueves , 18 de Enero del , 2018
Inicio
Direción: Juan Manuel Villarreal H.

Fecha:2015-02-13 Por: Redacción | Enlace Digital

CIUDAD DE MÉXICO.- Una mujer que había consumido grandes dosis de droga y alcohol encerró a sus tres hijas, de dos, cuatro y seis años, y les prendió fuego, mientras llamaba por teléfono a su esposo para que escuchara los gritos de las pequeñas, en Lennik, Bélgica.

Según el diario británico The Mirror, la mujer, Thioro Mbow, llamó al celular de su esposo, Hellmut Ulin, de 38 años, jefe de una construcción, para que escuchara el horror bajo el que estaban sus hijas mientras ella decía: “Puedo escuchar sus gritos, pero no voy a hacer nada para salvarlas”.

“Deberías apurarte a llegar, aunque no creo que llegues a tiempo para salvarlas. No van a sobrevivir”, añadió la enloquecida madre a su marido.

La mujer, de 35 años, había recibido una carta del abogado de su esposo demandando la completa custodia de las niñas.

“Nunca voy a darte a mis hijas”, gritaba la mujer por teléfono.

El padre se dirigió a toda velocidad a la casa en Lennik, Bélgica, y llamó a su hermana para que llegara antes, pues vive cerca del lugar del incidente, sin embargo, ya era demasiado tarde.

El hombre se topó con los cuerpos quemados y sin vida de sus hijas, mientras la mujer se encontraba de pie en el jardín.

En ese momento, la madre, supuestamente, le dijo en tono calmado: “Diez minutos de gritos y luego pararon”.

Los servicios de emergencia y la policía arribaron al lugar, los vecinos aseguraron que la mujer estaba bajo el influjo de drogas y alcohol.

“Sólo quería darle una lección con la custodia, no quería que se fuera de la casa, quería que dejara de beber y de tomar drogas”, dijo el impactado esposo.

Las autoridades aseguraron que la mujer no mostró remordimiento.

Otra menor de 9 años, producto de una relación previa de la mujer, sobrevivió porque se encontraba en la escuela.

 
Mail: contactoenlacedigital@gmail.com